bolitas de mijo

Categories: cereales,RECETAS

Energéticas bolitas de mijo, ideales para los meses más fríos, pues calientan y fortalecen gracias a su riqueza en minerales y su efecto alcalinizante.

Ingredientes: 1 vaso de mijo, 2 ½ – 3 vasos de agua mineral, 1 manojo de perejil, 2 – 3 dientes de ajo, 1 manojo de cebolletas, un puñado de almendras tostadas y en trocitos, vinagre de umeboshi (en su defecto, mezcla de zumo de limón + sal), 1 pizca de sal, aceite de oliva.
Preparación:
1. Lavar el mijo, añadirle el agua y llevar a ebullición. Tener preparado el fogón más pequeño al mínimo con un difusor de calor, y cuando arranque a hervir tapar y trasladar al fogón pequeño. Dejar que hierva muy lentamente durante de 15 a 30 minutos (dependiendo de la variedad de mijo que usemos), hasta que se consuma toda el agua. Apagar y dejar reposar.
2. Pelar las cebolletas, lavarlas y cortarlas finamente.
3. Hacer un picadillo abundante de ajo y perejil.
4. En una sartén sofreír las cebolletas 5 ó 6 minutos con aceite de oliva y sal. En los últimos segundos, añadir el picadillo de ajo y perejil, removiendo para mezclar, y rociando al final con un chorrito de vinagre de umeboshi al gusto. Apagar y reservar.
5. Mientras hierve el mijo preparar nuestra salsa preferida (ver sección salsas: le quedan muy bien la de tomate, la de zanahoria, la de tahín…).
6. Una vez hervido el mijo, mezclarle las almendras y el sofrito.
7. Colocarnos un bol con agua al alcance de la mano e ir humedeciéndonos las manos para formar las bolitas, que dejaremos enfriar para que cuajen.
8. Pasar las bolas por harina de maíz y freír en aceite abundante.
9. Servir las bolitas con un poco de nuestra salsa preferida por encima o aparte.

CLAVES Y TRUCOS:

  •  Para hacer estas bolitas, el truco es apretarlas y compactarlas bien cuando nos las ponemos en la mano, y a continuación darles la forma: al aplicar presión mientras aún están calientes, quedan bien compactas y no se rompen.
Author: Rosa

5 Responses to "bolitas de mijo"

  1. Mariana Posted on 21 septiembre, 2016 at 18:16

    Hola Rosa! pero freír no es poco saludable??

    • Rosa Posted on 13 octubre, 2016 at 15:27

      Hola Mariana,
      El FRITO es uno de los estilos de cocción más despreciado y criticado, y aunque es cierto que no se puede consumir a diario, es un error desterrarlo totalmente de nuestros menús.
      Usado con moderación, una vez por semana, el frito nos proporciona una inyección de energía, calor y dinamismo que nos permite continuar con nuestra actividad cotidiana sin necesidad de recurrir a estimulantes dañinos como el café, el tabaco, el azúcar o la bollería.
      Eso sí, estamos hablando de un buen frito casero, hecho con aceite no refinado y no reutilizado, es decir, que lo usamos una sola vez y luego lo desechamos.
      Para más información sobre el uso de la llama y sus efectos en la salud, puedes ver mi artículo “Recuperando el uso del fuego” en el blog de esta web.

  2. Ezequiel Posted on 21 junio, 2018 at 06:17

    Gracias por compartir eres muy linda

  3. Marta Posted on 13 enero, 2019 at 22:44

    Hola Rosa!!
    Gracias por tus recetas, son realmente útiles para los que intentamos iniciarnos en este tipo de alimentación.
    Quería preguntarte si hay algún truco para evitar que salgan gusanitos o mariposas en los cereales integrales, ya me va pasando un par de veces…
    Un saludo.

    • Rosa Posted on 15 enero, 2019 at 12:36

      Hola Marta, encantada!
      Los gusanitos y/o mariposas, si no voy equivocada, son el mismo bicho en diferentes etapas de su desarrollo.
      Salen de vez en cuando, sobre todo en épocas calurosas, dado que los cereales en grano pueden llevar huevillos ocultos… precisamente esta mañana he tenido que tirar un resto de polenta que me quedó del verano porque tenía una palomilla.
      Si te salen intenta que las mariposillas no salgan del bote, tíralas envueltas en papel, porque si logran volar van por todo y pueden dejar huevillos puestos en lugares insospechados, ejeje.
      Suelen salir si hace mucho tiempo que tienes ese cereal guardado en el bote, por eso yo no compro grandes cantidades de golpe, para que vaya “girando” el género y siempre tener cereales frescos.
      Especialmente en verano intento tener almacenado sólo el cereal que realmente voy a consumir… porque a veces vamos al mercado y nos “emocionamos” imaginando todo lo que cocinaremos, con lo que nos pasamos a la hora de comprar y luego esos gramos o sémolas permanecen sin utilizar demasiado tiempo en los botes o envases.
      También podría ser que en la tienda donde compras no vendan muchos cereales, en cuyo caso estarías comprando cereales más antiguos y por tanto con más probabilidades de que se hayan desarrollado estos bichitos.
      Saludos cordiales!

Deja un comentario